lunes, 3 de enero de 2011

el anio nuevo no tiene enie

todo esta cubierto por la nieve; aca, caminar es distinto. la escarcha resbala, la capucha y el pelo suelto por la derecha me cubren el lateral y entonces no veo de la misma manera. o sera por otra cosa. el sol aparece, nos da tregua. deja que la piel pueda, durante unos minutos, tocar el aire. ella es toda gigantesca. la ciudad. y la chica que atiende el hostel detras del mostrador. aria, trash y gigantesca. los teclados son raros, a las letras las cambian de lugar. me pregunto si habran invertido la "z" y la "y" con la reunificacion, y por que dejaron a la x de lado. los subtes estan todos conectados con los trenes y buses y tranvias. hoy nos colamos en uno, tan sudamericano nuestro estilo, que temiamos que algun policia germano nos estuviese monitoriando desde la torre sovietica de alexanderplatz. ahorramos en todo. almorzamos en puestos turcos de kebabs. desayunamos mate y pan untado con mermeladas robadas de un hostel paradisiaco en el que no nos quedamos. recien hoy, mi segunda adquisicion europea: una lamina de los archivos de la bauhaus. la primera, un libro italiano usado, hallado por un euro en una tiendita de saldos romana.  Se comenta que ya empiezan las liquidaciones de ropa. Puede que consuma con locura en el centro de la ex berlin comunista.

2 comentarios:

  1. ¿Libro italiano usado comprado por un euro? Soy yo o se te acaba de chispotear data sin querer? jaja

    ResponderEliminar
  2. Sos vos!
    lo otro otra otra cosititita veneciana ;)

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.