martes, 16 de agosto de 2011

Fumando espero

Tranca, en algún momento reflotará este blog, le tenemos fe.

Por lo pronto, acabo de venir de la carnicería. El tipo me miró, antes de entregarme la nerca, con mucha intensidat y preguntó: ¿Vos le cocinás? Sí, le dije. Él hizo un gestito como de "Mirá qué bien" y mientras me daba el paquetito agregó: Ponele mucho limoncito, después contame cómo te fue. Ya la vez pasada había sido raro el comentario que lanzó, "A mí también me gusta más el ancho que el angosto", riendo. Fuerte. Bueno. Eso era. Como para levantar un poquito la cosa. Me voy a poner el delantal. Btw, el delantal es digno de la gente que no cocina nunca, ¿no? Como esos que se van a un recreo de Tigre y se visten de expedición Robinson, ponele.

4 comentarios:

  1. jaajjaj. muy certera la última comparación.

    ResponderEliminar
  2. sí, me dio tanta impresión que al final no me puse un carajo el delantal. bu.

    ResponderEliminar
  3. ponete adelante y te saco el robinson
    qué grosero el carniceri

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.