viernes, 25 de junio de 2010

No sé quién me prometió la tierra

pero estoy contenta de que esté tan en deuda conmigo.

En diciembre pisaré la pacha mama del burako.  Y gratis. Es el colmo del judaísmo.


¡aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!

11 comentarios:

  1. La posta es jugar un partidito allá y volver con la chapa para mis nietos :P

    ResponderEliminar
  2. naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    birth right??? bria??
    ieiiiiiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  3. sí! un divagueeeeeeeeeee


    pero re da. como soy casi vieja, parece que es mi última chance y entonces me aseguran un lugar. voy a despeinar las próximas liquidaciones.

    ResponderEliminar
  4. vamooooooo las moisheeeeeeeeessssss

    te quiero amiga.
    volve con la chapa que quiero tener una abuela y una amiga con chapa burakin judaica

    ResponderEliminar
  5. existe la licenciatura en burako? me resolvería varias cosas. título internacional. olvidate.

    ResponderEliminar
  6. yo tambien quiero ser judiooooo...

    ResponderEliminar
  7. Vamos Male!!!!! La tierra prometida hace realidad nuestro soñale arriba...Y si encima te venis con una licenciatura en Burako seria todo...que tiemblen las liquidaciones europeas alla vamos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Lautaro: mmm. pero es que si no mamaste toda esa culpa desde chico, por más cosito que te cortes no va a poder ser, te digo.


    Ayer le pregunté a mi mamá quién me había prometido la tierra y me dijo que ella. Tengo que hacer que me prometa un tapado.

    ResponderEliminar
  9. Y mi contestacion que mi comentario no vale??? Nena soy tu compa de viaje!!!!! Mas respeto...me gusta eso de que me prometan un tapado...me gusta eso de la Tierra que te da tapados.....

    ResponderEliminar
  10. eso último de la tierra era para vos, goma.
    desde que no tenés compu perdiste el timing blogger, mariana. :(

    ResponderEliminar
  11. gracias tierra por prometerme un tapado. Y si llevo mas de dos semanas de abstinencia, asi quede.

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.