jueves, 19 de abril de 2012

Punch

Creíamos que, después de haber sido abandonado por su mujer, Julio estaba más relajado. Más cool y canchero. Que ya no le importaba el qué dirán. Que estaba derrapando. Y entonces resultaba encantador que nos saludara en inglés a media mañana. O su confesión de no haber ido a la última reunión de consorcio. Porque esos pequeños detalles los tomábamos como un síntoma de cambio, de nueva vida. Y los cambios, estarán sobrevaluados pero qué más da: nos encantan.

Oh, qué ilusos. Qué ingenuos todos: no. El rumbo no ha cambiado. Don Julio Argentino Morales cada día le hace más honor a su nombre y a su fama. Porque, no contento con "La puerta reja" instalada hace casi dos años en el edificio para combatir la inseguridad, mi vecino nazi acaba de inaugurar una reja propia para su departamento. Sí, eso: la reja de la reja, la META-REJA: una segunda puerta, solita para él, que lo protege doblemente del peligro. Blanca, impoluta, pintada a mano por el mismísimo Julio, la meta-reja suele permanecer cerrada, mientras que la puerta de casa queda siempre abierta, y entonces Julio puede estar al tanto a toda hora de lo que ocurre en el palier sin el temor de que gente como uno le extraiga, por ejemplo, objetos de valor, tales como las pocas joyas de oro que zafaron de las manos de Eloísa o su preciosa colección de muñequitos de bronce.
Vigilancia permanente. Esa es la nueva sensación que uno experimenta al atravesar el mini hall del edificio. Antes de salir se lo puede ver a Julio ahí, sentado en la mesa de su living, mirando la tele, haciéndose el que acánopasanada. Pero somos pocos, y ya nos conocemos mucho: el otro día, para que no se diera cuenta de que estaba sacando la basura en horario indebido, decidí bajar haciendo mucho silencio y, en una discreta maniobra, esconder las bolsas por delante mío. Qué se piensa. No soy tonta. NO SOY TONTA, JULIO. Ya no soy aquella chiquita que lloraba en la reunión de consorcio mientras todos los vecinos la acusaban de inquilina. YO YA NO VOY A LAS REUNIONES, JULIO. Yo tampoco voy. He crecido. He madurado. No me atemoriza tu estética paranoica. Cuanto más sean tus enrejados, mayor será mi fortaleza. 

Mientras tanto, es tentador tomar una que otra fotito de canuto, pensando en los bloggers:  PREPÁRENSE.

Les voy a presentar a Julio...

TARÁAAN. La foto es un tanto borrosa, para poder mantener el misterio (?)



















Julio con sus bermuditas y su meta-reja personal:



















La meta-reja

En fin. No sé cómo hace la gente que convive con vecinos normales. A sus vidas les debe faltar todo este punch.

10 comentarios:

  1. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh aaaaahhhh que buen desayunoooo!!!

    ResponderEliminar
  2. no se que sería de mi vida sin tus historias de julio. tengo punch mediante tu vida, malena. seguí así, que no nos falte nunca el sabor enrejado de las historias de julito.

    ResponderEliminar
  3. tengo vecinos con punch, tengo uno que lo durmieron dos chorras y le afanaron todo (mividael, se pensó que dos DOS minitas le daban bola a la vez!), tiene un loro para molestar a la vecina de arriba y demás lindutas, pero JULIO CORAZÓN

    ResponderEliminar
  4. Ang: desayunarse con que Julio puso una reja extra, hay cosas que el dinero no puede comprar.

    Ay, nana: Hoy pensé en dos cosas. Qué va a pasar cuando me mude. Qué va a pasar cuando se muera. Nada, cosas horribles, lo sé.

    Marie: uau. qué crueles las chorras. Qué capas y crueles. Ojo que el loro me parece un personaje GENIAL. Pero sí, JULIO ES AMOR.

    ResponderEliminar
  5. La fotito de Julio en bermudas es maravillosa!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. (tuve que eliminar el comentario anterior porque estaba con la cuenta del laburo jiji)
    (pero decía esto:)
    cuando uno piensa que está mal, que está perdiendo todo signo de cordura, simplemente tiene que acercarse a leer la línea de acción de don julio argentino morales y -fiiiuuu- respirar aliviado.

    ResponderEliminar
  8. Aah te tomaste tu tiempo para actualizar, pero si que valió la pena! jaja. Coincido con lo que dice Noe, es toda una táctica esa.



    *La meta-reja fue genial.

    ResponderEliminar
  9. Julio en bermudas, es el maravilloso, martinii.

    Hola, Noes. Me matan las noes juntas.

    Noe 1: andá a laburar. lalalala. JA. Sí, tomar a un ser como Julio de referencia es una estrategia ideal para levantale el autoestima a nuestra sanidad mental.

    Noe 2: Sí, así estamos. Se me fue el blog a la mierda. Veremos qué pasa. Por lo pronto, mi vida está un poco como mi blog. Ups.

    ResponderEliminar
  10. genial y fuera de foco. como la gente.
    gracias por tanto, male.
    la meta reja es brutal. foucault se levanta y se cae.

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.