viernes, 23 de julio de 2010

La obediencia

es salir de un probador de Zara en liquidación con el máximo permitido de seis prendas, todas arriba de doscientos pesos y que te quedan muy bien, y dejárselas a la vendedora al grito de "no puedo, no puedo",  sólo porque dentro de ese vestido negro de lana divino tuviste la idea de telefonear a tu amiga y escuchaste una voz sabia del otro lado del tubo que te pidió por fin: andate ya, andate ya de ese lugar.

7 comentarios:

  1. jajajaja
    guardate un papelito que diga EUROPA en la billetera.
    cuando vas a tarjetear te agarra un viento de conciencia a la vez y asi dejas a la vendedora de garpe y te vas. simple y sin llamados telefonicossssss!!!


    (eso si, no pierdas la billetera)

    ResponderEliminar
  2. winona rider está dando cursos de choreo de ropa en un boliche de zona oeste

    ResponderEliminar
  3. jajaja, lo de Winona es para que lo tengas en cuenta.

    ResponderEliminar
  4. Bien Male muy orgullosa de ese autocontrol por que me llamaste ya eso es un gran paso por sabias que yo et iba a ayudar, es como el adicto que pide ayuda, es el primer paso...no entrar a los lugares que te tientan, llamar a amigas canutas que te ayuden al autocontrol, todo sea por los zaras europeos, Salud!

    ResponderEliminar
  5. nana: (we are so stupid)

    Pablo: Aiaaaaa! pero a ella digamos que no le fue muy bien con su técnica, ¿o si?

    Martín: Reeee. Como que me entusiasma el tema de la salida laboral que te da el cursito, viste.

    Mari: Tú eres mi salvadora. Vamos a tener que hacer la estampita me parece.

    ResponderEliminar
  6. Jajjajaja bueno si queres la hacemos la estampita si a vos te sirve la hacemos...todo sea por tener mas euros para gastar...

    ResponderEliminar
  7. sí, hagámosla. por las dudas, hagámosla.

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.