viernes, 10 de septiembre de 2010

La imprevisibilidad

es poder llamar a tu ex por su cumpleaños y darte cuenta cuando estás por marcar de que ¡tuc!, ya no te sabés de memoria ninguno de sus teléfonos.

11 comentarios:

  1. buenaaaaaa. Todos los días deberían tener un momento así.

    Otra cosa nada que ver: la otra vez que me equivoqué de departamento y quise abrir con mucha furia uno que estaba 4 pisos más abajos del mío, pensé en ti. Tuve un momento Male, jajajajajajaa.

    ResponderEliminar
  2. Nana: jm... te parece? La verdad es que es una sensación medio rara la del desconcierto. Es como un "¡oia! mirá vos". Y nada más.
    Así y todo me divierte saberme los números de teléfono. Me siento back to 80's. El tuyo es de los que me sé, ponele ;)


    Luisa: jajajaja, momento Male? me matás, Luisa! Jaja, lo peor es que sí, fue muy digno de mí. ¿Te encontraste con vecinos?, ¿o de pronto te cayó la fichita de que estabas en cualquiera?

    Doamna: Todo se trata del putito paso del tiempo; no hay vuelta que darle. Gracias :) Bienvenida!

    ResponderEliminar
  3. Y yo diría muchas cosa que mejor no.

    lalalala

    ResponderEliminar
  4. jajaja, y si.. ¿Sabés cuándo me pasó algo similar? cuando estaba perdida a los 14 años en un barrio a una hora de casa y no tenía cel, y en casa no habia teléfono. Entonces agarré un teléfono público y me dispuse a llamar a mi abuela... y no me sabía el número. De hecho, no me sabía ningún número en particular.

    Ahora bien, no saberse el número del ex puede ser malo también, ya que en un día de aburrimiento a quién le podés romper las bolas?

    Otra que podés hacer es mandarle un atmosférico la casa. de regalo :p

    ResponderEliminar
  5. grosso y triste a la vez! cuando me pasa siento que supere algo y al mismo tiempo: no, no, no! no quiero dejarte irrrrrr!

    ResponderEliminar
  6. Pupolina: la era del celular arruinó toda la magia de saberse los teléfonos de memoria. La agenda ya ni esiste, ¿mentendés? La juventud está perdida. Y la combinación de aburrimiento y ex es una perdición. Mejor aprenderse teléfonos nuevos. Digo.

    Lautaro: eso,eso,eso. Pero ya ni modo. Pf. Me quiero cortar el pelo por los hombros.

    ResponderEliminar
  7. ya hablamos lo del pelo. rubio oscuro y a otra cosa. nada de tijereta

    ResponderEliminar
  8. Laut: veremos, veremos. Creo que le seré infiel a mi peluquero por culpa de mi jefa. Ampliaré.

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.