lunes, 28 de febrero de 2011

Como la frutilla a la torta

la tercera hoja es a la carta.

























[Click sobre la foto para agrandar. Háganlo.]

4 comentarios:

  1. Demasiado sabroso! A Verónica la había perjudicado la repartición, yo creo que Eloísa se unió a ella para ejecutar el gran escape. La convenció de ayudarla a cambio del prendedor de la abuela Elvira. Vaya prendedor!

    ResponderEliminar
  2. pobre vero... y eso que es la nieta mas querida, o al menos eso pude percibir en la carta, ya que se la mencionaba en más de una oportunidad.
    es increible que como herencia dejen medallas...
    puede ser que julio me esté despertando cierta compasión? ya te lo cruzaste en el pasillo??
    quiero mas......

    ResponderEliminar
  3. Ay, Luisa, ¿decís? Yo hubiera pedido, como mínimo, el collar de perro, recuerdo militar del abuelo Julio. Y algun dólar con coinholder, que no sé qué será pero suena práctico.


    Vic: sí, como que ya nadie se acuerda de que Julio es un viejo facho asqueroso. Todavía no me lo crucé. Siento que tengo que ir a tocarle el timbre, antes de que se enfríe la cosa..... askdjalksdklajsd

    ResponderEliminar
  4. uhhhh

    el capitulo final

    remato joya!

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.