jueves, 16 de julio de 2009

Llamémosle causalidad

Se acaba de posar una vaquita de San Antonio sobre mi cuaderno.

8 comentarios:

  1. Yo encontré hace unos días una en mi dpto y no se como llegó, dudo que haya volado tanto, estoy en un piso 13.
    Las vaquitas de san antonio te trasladan tanto a la niñez, que son geniales y creo que solo por eso, uno les tiene cariño.

    ResponderEliminar
  2. creer o reventar!!!
    por mi parte,voy a dejar todo como Ale me lo acomodó... quizás al ficus le hacia falta MÁS agua y ami living mucho feng shui...

    pd: creer o reventar aplica fuertemente para un top ten de frasessingoyete?

    ResponderEliminar
  3. el dia que se pose una vaquita de san antonio cerca de mi, voy a pedirle tttttantas (con acento en la t) pero tantas cosas que la pobre va a tener que tomar nota.

    ResponderEliminar
  4. ordeñala!
    (las penas sooon de nosoootros...)

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena, niña. Hay a quienes les llueven toritos de San Fermín.

    ResponderEliminar
  6. Lucila: ésta también, no sé cómo hizo para entrar a la oficina totalmente hermética en la que estaba, un loco.
    y las queremos también porque....
    NOS DAN TRES DESEOS GRATIIIISS :)


    Myv:ehmm... vos decís? sí, ahora que lo decís.. RE. pero creo que, seamos sinceras, ninguna le ganó nunca al "ya de por sí".

    belen: noooooo! no vale más de tres!

    Creo que Lucía tiene razón, recíen me sentí de 5.



    Alex: qué distinto sería todo si la verdad fuera que las penitas ajenas, no?


    santero: y qué, caen muy al palo decís?

    ResponderEliminar
  7. Male, Lucila y Lucia, soy yo??? =P.

    ResponderEliminar
  8. jajajaja!

    Yohi, perdón.
    Ya me hice las raíces, ya estoy bien.

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.