viernes, 17 de julio de 2009

Mato mil

Qué bien que estuve con eso de reemplazar mi segunda clase de pilates por ir a la peluquería y quedar así de divina.

5 comentarios:

  1. Foto!! foooto!!... se pide adjuntar foto por favor, no se nos puede privar de este acontecimiento... :)

    ResponderEliminar
  2. Ah...qué cosa el pelo, eh. El peinado, una cuestión casí ética diría

    Saludo

    ResponderEliminar
  3. fer. creo que vas a tener que aprender a convivir con la metáfora.

    pm. yo todavía estoy en la etapa estética. Pero ya voy en camino hacia en SER.
    Creo.

    ResponderEliminar
  4. garpa tanto más la peluquería...! simpre y cuando el peluquero haya sabido interpretarte, que sino es una patada voladora a la autoestima

    ResponderEliminar
  5. Yo me entrego al devenir.

    El peluquero Iván me dijo: me parece que se viene el flequillo. Y yo le creí.

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons.